Blog de Actualizatunegocio

www.actualizatunegocio.es

" Blog sobre Internet, Tecnología y Negocio para empresas y público general "

Megaupload, el FBI, SOPA, PIPA ¿Qué demonios está pasando?

 A estas alturas ya se ha escrito todo sobre el cierre de Magaupload y las polémicas leyes que algunos en EEUU quieren sacar adelante para poner límites a lo que se puede hacer y poner en Internet. Se habla de piratas, de derechos de autor, que la gente debe cobrar por lo que produce, que de lo contrario la gente dejará de crear y la cultura se resentirá…. bla, bla, bla,….. ¡¡PAPARRUCHAS!!.

No voy a entrar en temas jurídicos, ni en si el FBI va a ser ahora la “policía mundial” y EEUU legislará para el resto del mundo (por supuesto siempre a favor de sus intereses económicos).

Simplemente usaré una visión de Negocio y de sentido común. Los negocios y las industrias “tradicionales” han evolucionado, cambiado, desaparecido, reinventado, etc… durante los miles de años que conocemos el comercio. Es difícil, cuando estás cómodo y tienes una buena posición no quieres cambiar, te va bien así y quieres mantenerte a toda costa.

El problema es que los negocios deben ADAPTARSE a los tiempos y no al revés. Y cuando los tiempos evolucionan tan rápido como lo hacen en el siglo XXI, gracias a la globalización y a la tecnología, pues los negocios también deben hacerlo.

Cuando hablamos de las grandes industrias del entretenimiento y su distribución, que mueven miles de millones de dolares, muchas de las cuales están en EEUU, pues hablamos de un “lobby” económico muy importante. En un país donde los lobbies económicos son los que apoyan y financian las campañas políticas de los políticos, que posteriormente aprueban las leyes.

Mi pregunta es: ¿no será que estos políticos norteamericanos que quieren apoyar estas leyes, lo que hacen es proteger a las industrias tradicionales de creación y distribución de contenidos de su país?

Está claro que esta industria “oficial” del entretenimiento no ha sabido adaptarse a internet o no ha querido, porque le iba bien así y tenía el control a nivel mundial (y los beneficios).

Si vamos a ejemplos cotidianos, podemos plantearnos: ¿pagan más los bares por los periódicos? No y sin embargo muchos usuarios leemos los periódicos dejando un beneficio en el bar, la consumición, que no repercute en el editor o distribuidor del periódico. ¿alguien se ha planteado que el periódico para el bar sea más caro o que los usuarios del bar paguemos un suplemento al editor por leerlo allí? ¿Soy un pirata por leer el periódico en el bar?.

Otro ejemplo: Si yo compro un libro que me gusta y se lo presto a alguien que a su vez lo presta a otro, etc… ¿debería costarme más ese libro que a una persona que lo lea y guarde en su biblioteca? ¿deberían pagar las personas a las que les presto el libro un plus al autor y editor del libro? ¿Se convierten por ello en piratas y yo en delincuente para el FBI?

La tecnología digital permite reducir casi cualquier contenido a una serie de bits. Internet permite alojar y distribuir cualquier serie de bits a cualquier lugar del mundo. A partir de ahí podemos poner puertas al campo o no. Podemos dejar que los bits sean libres y circulen líbremente, o no. Y si la respuesta es NO,

– ¿Quien decidirá al respecto? Los países con mayor interés en proteger sus industrias tenderán a legislaciones muy restrictivas.

– ¿Que cada país legisle? Eso puede ser un guirigay tremendo, sobre todo en una red diseñada para mantener las comunicaciones tras una guerra nuclear mundial, como es el origen de Internet.

– ¿Que legislen las Naciones Unidas? Pues, en fin, todos sabemos como funcionan estos organismos mundiales.

Y mi reflexión es: ¿Por qué no dejamos total libertad y que los negocios se adapten… o mueran? No os preocupeis, resurgirán, se reinventarán, aparecerán otros… siempre ha sido así desde hace miles de años. No va a desaparecer la cultura, ni los músicos, ni los escritores, ni los artistas.

De hecho Internet permite que cualquiera que desee crear algo, cantar una canción o escribir un libro, lo haga y lo puedan ver millones de personas en todo el mundo. De hecho vemos como muchos de los “fenómenos musicales” actuales sugieron de artistas que colgaron sus canciones en Youtube o sitios similares. La mayoría de ellos probablemente no hubieran llegado a ser famosos sin este Canal, porque a lo mejor las grandes discográficas no les hubieran dado la oportunidad.

Respecto a la pérdida de ingresos, se ha demostrado económicamente que el apostar por Internet y ser de los artistas más vistos (y descargados de la red) hace que estos artistas ganen más, que recorriendo el camino a través de las industrias clásicas de distribución. No nos engañemos, Internet no es malo para los creadores, al contrario les da muchas más oportunidades de dar a conocer y distribuir sus obras. Pero probablemente si lo sea para toda la industria y negocios que hasta ahora monopolizaban la producción y distruibución de contenidos, obligándonos a consumir lo que ellos querían, a través de los canales que querían y pagando lo que ellos consideraban.

Ahora hay más variedad, podemos elegir cada uno de nosotros lo que consumimos y por qué cosas estamos dispuestos a pagar y cuanto.

¿Qué postura es mejor para el consumidor final, para el artista y para la libertad de expresión? Que cada uno saque sus propias conclusiones.

www.actualizatunegocio.com

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*