Blog de Actualizatunegocio

www.actualizatunegocio.es

" Blog sobre Internet, Tecnología y Negocio para empresas y público general "

Modelos de Negocios de las grandes empresas basadas en Internet ¿son realmente rentables?

  Que Internet es la gran revolución del siglo XXI (aunque empezó a finales del anterior) no me cabe ninguna duda. Ha supuesto un cambio radical sobre todo en la forma de comunicarse, llevandonos a una Globalización a nivel mundial gracias a la tecnología. Lamentablemente tambien ha abierto la llamada “brecha digital” entre generaciones, sociedades y paises, pero no es el tema que nos centra.

El fenómeno de Internet también ha generado nuevos modelos de negocio y nuevas empresas cuyo negocio se basa 100% en esta red. Estas empresas, muchas surgidas en USA en entornos de jóvenes universitarios tecnófilos, han crecido de forma exponencial y para algunos desmesurada. ¿Os acordais de la burbuja de las .com de principios de siglo? . Un ejemplo que muchos recordamos aún en España fue el caso de Terra y su disparatada y fugaz vida en bolsa.

Pero de esa crisis de las .com surgieron unas pocas empresas que sí que cuajaron y que ahora salen a bolsa y vuelven a generar unas expectativas enormes (y unos enormes beneficios para sus accionistas fundacionales). Me refiero a empresas como Google y Facebook archiconocidas y otras de menor tamaño pero similar modelo de negocio como Spotify o Netflix. Nos centraremos en estas como ejemplos generales.

Y lo que yo me pregunto es ¿son realmente tan solidas estas empresas como se presentan en bolsa? ¿es sostenible su modelo de negocio? ¿caeremos de nuevo en la burbuja.com versión 2?

Para hacer una análisis serio desde el punto de vista financiero necesitariamos muchos datos y analizar una a una cada empresa, pero vamos aquí simplemente a hacer algunas reflexiones genéricas.

La primera pregunta que debemos hacernos en estas (y en cualquier empresa) es ¿Cómo obtienen los ingresos?. Salvando las peculiaridades de cada una podemos responder que los ingresos son sobre todo PUBLICITARIOS y provienen de ese vuelco en gasto publicitario desde la publicidad tradicional hacia la online, que ya comentamos en algún post anterior, que se está produciendo a nivel mundial.

Además Spotify o Netflix tienen servicios de suscripción de pago por contenidos premium (musicales y de tv/cine respectivamente).

Todas estas empresas intentan diversificar y abrir constantemente nuevas vias de ingresos (Facebook incluso tiene una moneda virtual, Google vende aplicaciones para empresas, etc….) pero lo cierto es que las cifras cantan. Google obtuvo en 2011 unos 37.900 millones de dolares por publicidad y esto es un 96% del total de sus ingresos.

Cuando dependes tanto de la publicidad, en realidad estás dependiendo de la relevancia que te den los millones de usuarios de tu plataforma (al igual que un programa de tv supedita sus ingresos publicitarios a los televidentes que lo vean).

Google no lo tiene mal, es el buscador por excelencia y su navegador Chrome acaba de desplazar al todopoderoso Internet Explorer de Microsotft, como el más usado en el mundo. Además es la marca de mayor reconocimiento mundial. No obstante ya empiezan a salir detractores que cuestionan la tan alabada “imparcialidad” en las busquedas, o que critican los “acuerdos” con gobiernos democraticamente dudosos, o que incluso empiezan a ver en Google un Monopolio mundial de facto.

Facebook por su parte salió a bolsa valiendo 90.000 millones de dolares, que es 60 veces sus ingresos anuales, aunque luego ha caido bastante. Las últimas encuestas apuntan a que los usuarios de Facebook han entrado en una especie de “aburrimiento” y cada vez lo usan menos, a pesar de las continuas novedades en contenidos, look&feel, juegos, etc… que se implementan en la red social.

Respecto a Spotify (esta nació en Suecia) tras años de pérdidas y de generar grandes expectativas (daba acceso gratuito a millones de canciones) parece que se desinfla y aunque sus precios de suscripcion son bajos (5 y 9 euros/mes) parece que no hay tantos millones de personas dispuestas a pagar por ellos.

Con Netflix ocurre algo parecido, aunque en esta caso son los proveedores de contenidos los que han pedido más dinero y han obligado a estrechar los margenes operativos. Además su expansión internacional (en España aún no está disponible), requiere grandes recursos y está lastrando sus beneficios en paises como EEUU, dando este año pérdidas netas por primera vez.

Por tanto nadie puede preveer el futuro y seguramente unas empresas sigan y otras caigan en este nuevo mundo de Internet, pero a mi no me extrañaría que volvieramos a ver en breve una nueva explosión de la burbuja, que alguno ya denominan de las empresas 2.0.

www.actualizatunegocio.com

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*